Luego de que un tribunal de Tamaulipas emitiera una sentencia en el caso Iguala, donde fueron asesinados 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, el entonces presidente municipal de Iguala Jose Luis Abarca y su esposa Maria de los Ángeles, presuntamente responsables de emitir la orden a la policía municipal para atacar a los estudiantes, “podrían quedar libres”, esto debido a que cuatro implicados directos en el caso, pertenecientes a la banda “Guerreros Unidos” habrían declarado bajo tortura.
De acuerdo con las declaraciones de los detenidos, Abarca habría ordenado el ataque a los estudiantes ya que estos planeaban manifestarse en el informe de actividades que presentaría su esposa Maria de los Ángeles, presidenta del DIF en el mismo municipio. Debido a que los implicados fueron torturados para que rindieran estas declaraciones, el tribunal decidió desestimar las mismas por su naturaleza “forzada” y poco fiable, además según la información de otras fuentes, los que habían atacado a los estudiantes recibieron la orden vía radio y no había elementos suficientes para probar que la voz que daría luz verde habría sido Abarca.
Ciertamente este proceso está lleno de irregularidades y en respuesta a lo anterior, la suprema corte de la nación declaró “improcedente” el fallo del tribunal, por lo que ahora el proceso pasará a manos de este organismo, aunque de acuerdo con los testimonios e investigaciones previas, no existen pruebas contundentes que impliquen a la pareja, en fin, ¿Quieren alargar el proceso en lo que los inculpan? ¿o será que ya son libres y solo nos están dando atole con el dedo?
Síguenos y apoya nuestras propuestas