Parece que no fue suficiente el apoyo que se le dio a los diputados para que llegaran hasta donde están, hace solo un par de meses nos prometían cambiar este país, pero están haciendo todo lo contrario.

La encomienda de AMLO había sido predicar con el ejemplo pues ningún servidor público debía ganar más 108 mil pesos que es el sueldo del presidente, pero a los diputados no les importa nada, ya se autorizaron un salario de 105 pesos además un bono solo por asistir a sesiones de 45 mil pesos, otro bono de 28 mil pesos para atención ciudadana, un bono de ayuda para presentar sus informes legislativos de 58 mil pesos, a esto se le suma el ya existente monto de 141 mil pesos por concepto de subvenciones, por lo que mensualmente cada diputado ganará más de 321 mil pesos, por si no fuera suficiente se aprobó que su aguinaldo sea de 121 mil pesos y recibirán un mega bono de fin de año de 400 mil pesos, la cerecita del pastel de ayer fue que se aprobaron créditos cómodos por si no les alcanza el sueldo o quieren comprarse una casita o un cochesito nuevo, este crédito les permite pedir prestado mas de 370 mil pesos con una tasa de interés del 6 o 7% mientras que nosotros los de a pie cuando pedimos prestado al banco pagamos tasas de interés de 20 a 40% anual.

¿Qué hacer?, nos tocará esperar a que llegue AMLO y les jale las orejas , otra vez?