Hoy hace un año, México vivió uno de los momentos mas tristes y mas alegres de toda su historia, experimentamos un sismo de magnitud 7.1 que dejó un saldo de 228 personas muertas y más de 17 mil edificios y casas dañadas, este suceso dejará marcado a toda una generación de personas que recordaron que más allá de ser negros o blancos, pobres o ricos, de izquierda o derecha, somos mexicanos y cuando el miedo pisa el suelo de esta nación, estaremos ahí para salir adelante JUNTOS.
También hace un año la clase política volvió a demostrar su calidad moral y su compromiso con el pueblo de México, no solo no ayudaron a resolver el problema, sino que lucraron con la necesidad social y aprovecharon la miseria del momento para enaltecer su “falsa simpatía” en la carrera electoral, bajo la más despreciable “simulación de ayuda”, en vez de regresar el dinero de las arcas nacionales para la reconstrucción de las casas de los damnificados prefirieron dar migajas, el fondo para desastres parecía extraviado, las donaciones de países hermanos perdidas, el apoyo de los artistas traspapelado, entre la confusión y el horror, nadie vio nada, nadie supo nada y al final todos y repito, TODOS los partidos políticos no donaron ni un miserable peso de su presupuesto para la causa.
¿Habríamos de vivir una y otra vez estas catástrofes para olvidar nuestras diferencias y entender de una vez por todas de qué lado debemos de estar? Hermano mexicano, ¿hasta cuando vas a defender a un político? ¿hasta cuando vas a luchar por tus intereses? Te invitamos a que te unas a este movimiento, AQUÍ SOLO HAY CIUDADANOS, CONOCE LO QUE HACEMOS VISITANOS.

Síguenos y comparte