Decía Albert Einstein, “la locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes”,

En México la pobreza es como una mancha que no se borra tan fácilmente, los padres, los hijos y los hijos de los hijos vivirán en la misma miseria por generaciones, y no es que no quieran salir de ella, es que no pueden… Ser pobre es como la locura, no se piensa en la verdad como una aspiración, sino como una imposibilidad, como algo que no existe, cuando uno es pobre no se piensa en la riqueza no porque no se quiera sino porque no se conoce, porque no se entiende, vivimos en la miseria no porque no aspiremos a la riqueza, sino porque no nos queda de otra.

Esta nación ha intentado de todo, dejar de ser mexicanos, independizarnos, hacer la revolución, construir un partido político, ser independientes, pero todo, de principio a fin ha fallado, los pobres son más pobres y los ricos son más ricos, somos soberanos de nombre, pero estamos sometidos ante la clase política, somos libres, pero vivimos en casas de cartón, somos iguales, pero no tenemos que comer, no hay esclavitud, pero no tenemos trabajo.

Caray…, nacimos en una nación rica donde hay tanto que comer, pero lo que produce la patria no nos pertenece, al parecer, todo les pertenece a ellos, los políticos, los que compran y venden, los que deciden y reparten, los que suben y desaparecen, mientras tanto los de abajo, una y otra vez que se jodan. Hermanos mexicanos, vamos a unirnos, dejemos de hacer lo mismo, dejemos de entregar todo el poder a unas cuantas personas y esperar a que hagan todo, si queremos cambiar, tenemos que hacerlo organizándonos, no tengamos miedo, no tenemos nada y no tenemos nada que perder, por el contrario, tenemos todo por ganar. Hagamos viral este mensaje.