Fuimos por lana y terminamos trasquilados…

Recientemente fuimos testigos de la vergüenza internacional, durante las renegociaciones al tratado de libre comercio de América del norte (TLCAN) entre los Estados Unidos, Canadá y México, nuestro país adoptó una posición desafiante sobre las condiciones que ofrecían sus contrapartes para poder ser parte de dicho tratado de hecho, su posición se caracterizó por ser muy crítica “a veces de más” sobre las prácticas poco leales de sus contrapartes, pero ¿por qué la delegación mexicana terminó trasquilada si al principio tenía tantas agallas? Dicen los rumores que, ante el hartazgo de los negociantes por la actitud de mártires de los mexicanos, decidieron jalarles un poco las orejas, a lo que sostuvieron; “si se trata de criticar, vemos”;
México critica a los demás países por las medidas proteccionistas a algunos de nuestros productos, pero se les olvida que mexicanos tienen el salario mas bajo de los tres socios de hecho, es uno de los mas bajos de toda América, eso no solo esclaviza a su ciudadanía, sino que es una practica desleal pues mal barata la mano de obra provocando que las empresas quieran construir en su país, no por calidad sino por lo barato que es.

México quiere que los demás países hagan una reforma migratoria para legalizar a sus migrantes, pero se le olvida que el gobierno mexicano no está haciendo nada para frenar la migración, se quejan porque no los dejamos pasar, pero no hacen nada para mejorar las condiciones de sus compatriotas y pretenden que nosotros solucionemos el problema.
México critica que nuestros países porque invadimos sus mercados con nuestras mercancías y buscan frenar nuestros productos, pero se les olvida que no es nuestra culpa que sus productos sean baratos y de mala calidad, si quieren que los mexicanos compren productos mexicanos, mejoren la calidad de sus productos, no pretendan que por ser el aliado débil vamos a tener medidas especiales con ustedes, señores mexicanos “business are business”, negocios son negocios…(y la delegación mexicana se quedó callada…) ¿tú qué opinas?, Síguenos y difunde.