Ganar tres veces lo que ganas, o tener una pensión mínima, (aunque no trabajes).

Desde hace muchos años en este país se ha intentado acabar con la pobreza y la desigualdad fingiendo el desarrollo nacional, y lo califico como fingiendo porque las acciones de gobierno se han basado en la simulación de ayuda y en la falsa pretensión de sacarlos adelante, muchas de estas acciones indudablemente han fracasado generando problemas graves.
Evidentemente han logrado que unos cuantos dejen de morir de hambre, pero han provocado que muchos que no eran pobres ahora lo sean, (¿a que me refiero con esto?), desde hace unos años llegó a nosotros la noticia que en México, “LA CLASE MEDIA ESTABA A PUNTO DE DESAPARECER” sucede que en unos cuantos años los ricos se volvieron mas ricos y los pobres se volvieron mas pobres, lo cual probablemente se debía a una errónea política de desarrollo que solo se centraba en mejorar las condiciones “de los que menos tienen”, lo cuál no está mal, el problema es que solo resolvía los problemas de unos cuantos, la inmensa mayoría quedó sola a su suerte.
Poco a poco aquellos nuevos pobres se incorporaron a los programas de ayuda gubernamentales, desde SOLIDARIDAD, OPORTUNIDADES, hasta PROSPERA etc., cada uno una nueva versión mas grande que la anterior, y esto solo ha provocado que cada vez mas personas dependan de estos programas que por demás no resuelven los problemas, solo ganan tiempo. Para los políticos esto es un gran triunfo, ¿qué mejor ventaja que las personas dependan de ellos?, el miedo a perder la ayuda ha provocado que desde diputados hasta gobernadores ganen elecciones, y las promesas continúan, “cuando yo llegue, habrá más programas”, ¿de cuándo acá los programas han curado la miseria? ¿por qué no nos dejamos de limosnas y de una vez aumentamos el salario de las personas? Nosotros proponemos que cada trabajador en México gane por lo menos tres salarios mínimos, conoce nuestra propuesta en https://ciudadanosunidos.mx/2017/08/14/la-regla-de-3-el-verdadero-cambio-en-mexico/