Al eterno líder del sindicato de trabajadores petroleros, Carlos Romero le quedan minutos de vida, luego de la derrota del partido que le diera cobijo durante los últimos 25 años, no haya ni donde meter la cabeza, en pocos meses perderá el fuero político que le permitió gozar de poder infinito.

En los últimos 10 años el líder petrolero se le han acumulado una serie de acusaciones, desde lavado de dinero, desvío de recursos, enriquecimiento ilícito, extorsión, peculado, delincuencia organizada, operación con recursos de procedencia ilícita hasta violentar el reglamento del sindicato, se le acusa de ser responsable por escándalo del PEMEX GATE donde presuntamente desvió recursos del sindicato para apoyar la campaña de Labastida, para rematar, se ha reelegido una y otra vez siendo que el reglamento del sindicato lo prohíbe, pero todos y cada uno de estos pecados fueron perdonados y olvidados, “por falta de pruebas”.

A esto se le suman los escándalos de lujos, se le ha cuestionado sobre las propiedades en MIAMI, las propiedades en distintas partes del país, relojes, ropa, autos de lujo, la mansión de su hermana, los Ferraris de su hijo, los viajes por todo el mundo de su hija, “en fin”, la cuñada, la nuera, los primos, los prestanombres, etc, cualquiera que sea cercano a Deschamps parece vivir en la gloria eterna.
Desde hace 10 años diversos grupos de trabajadores exigen que se inicie proceso antes de que pierda el fuero, temen que al no tener protección huirá inmediatamente del país, con el agua hasta el cuello, Romero prepara su última carta bajo la manga promoviendo distintos amparos con el objetivo de ganar tiempo. Hagamos presión, Urge difundir!!!