Recientemente ha circulado en las redes sociales la noticia, “privatizaron el agua mientras tu veías el futbol, los mexicanos son unos pen#$%jos” pero ¿en realidad la privatizaron?
Vámonos por pasos:
1. Ciertamente esto no se hizo el día del partido contra Alemania, estos decretos se firmaron desde el 5 de junio (estamos a 19) solo que hasta ahora se le dio importancia a ese tema, ¿por qué? No lo sabemos, lo cierto es que ha creado pánico y culpabilidad en las personas que vieron el futbol.
2. Como tal no se privatizó el agua, sino que se firmaron los llamados “decretos de reserva de agua”, privatizar el agua por rigor en el término significaría que toda el agua y los sistemas de servicio de agua pasan a manos de empresarios para que estos den el servicio, que antes era responsabilidad del gobierno, “y esto no sucedió”
3. Según palabras de la CONAGUA “Los diez Decretos de Reserva de Agua publicados el miércoles 6 en el Diario Oficial de la Federación de ninguna forma otorgan beneficios a ningún particular, y aclara que el propósito es preservar el medio ambiente y garantizar el agua para el consumo humano de 18 millones de habitantes que aún no nacen, en una proyección a 50 años.
4. Lo que buscan estos decretos es eliminar del estatus de “veda” del 50% de las cuencas de agua, lo que por definición gubernamental son aquellas cuencas que no podían ser explotadas, por cuestiones ambientales, por lo ahora se convierten en “zonas de reserva” que por definición gubernamental son
“Zona de reserva”. – Aquellas áreas específicas de los acuíferos, cuencas hidrológicas, o regiones hidrológicas, en las cuales se establecen limitaciones en la explotación, uso o aprovechamiento de una porción o la totalidad de las aguas disponibles, con la finalidad de prestar un servicio público, implantar un programa de restauración, conservación o preservación o cuando el Estado resuelva explotar dichas aguas por causa de utilidad pública”
Esta definición es la que le pone los pelos de punta a todo el mundo ya que muchos analistas aseguran que se convierten en reservas pero que estas reservas se venderán a empresas para que las exploten, muchos otros piensan que solo se abre la puerta para que se exploten si, pero para la prestación de un servicio estrictamente público, es decir para la gente.
Ciertamente ambas hipótesis no han sucedido por lo que la información que circula es falsa o al menos no es del todo la verdad, necesitamos esperar cual es el posicionamiento de otros organismos nacionales para poder explicar “con información real lo que en realidad sucede”
Síguenos y comparte