Una madre puede usar la misma ropa por varios años, comer menos para que los demás puedan comer bien, trabajar hasta tarde, dos turnos si es posible, sobrellevar los meses con los mismos zapatos que se caen a pedazos, “andar descalza si es necesario”, hacer cualquier cosa, para que tu no sufras lo que ella esta sufriendo. Obreras, campesinas, secretarias, maestras, todas ellas sufren por igual.
Para ella no, Para Elba Esther Gordillo, la miseria es un mito, una inversión periodística para desprestigiar a los lideres políticos, para incomodar el trabajo digno de los poderosos, “que decentemente han logrado todo lo que tienen”
Elba Esther Gordillo no usa una bolsa del mandado, usa una Chanel de 50,000 pesos, para Elba no es un problema escoger el vestido que se pondrá por tercera vez en esta semana, ella usará un Fourlard de Seda de 80,000 pesos, para la Gordillo los zapatos no son una necesidad, son unos Gucci de 12,000 pesos que evitan que toque el piso, el piso que tocan los demás miserables. Todo esto y más es lo que diferencia Elba Esther Gordillo de tu madre, hoy por hoy se encuentra sufriendo una condena en una incomoda y desagradable mansión, que es su humilde casa.
¿Por qué gente como ella no pagará nada?, ¿por qué ella y su familia siguen en la vida política de este país?, ¿deberíamos de olvidar lo que le ha hecho a esta nación?, mientras no tomemos el control de los políticos, jamás podemos hacer nada, necesitamos estar unidos!!! Comparte y síguenos en: https://ciudadanosunidos.mx