Nueve de la noche, en la esquina de una calle obscura y la canasta llena de mercancía, (sin haber vendido nada), podría estar llorando y lamentándose por la desgracia de haber nacido pobre, o podría estar jugando con sus amigos en las calles, sin embargo, esta ahí, sola sentada aferrada a leer y escribir en una vieja libreta que a duras penas puede entender con la poca luz, se han olvidado de ella, este país se ha olvidado de ella.

De niños no entendemos que es la miseria, solo hoy no comiste y tienes hambre, no entiendes lo que es la pobreza, solo sabes que hoy hacia mucho frio, de niño no entiendes que será de tu vida, solo juegas y ríes, vives sin preocupaciones, ella no, ella regresará hasta tarde como un adulto a su casa, se levantará temprano, cargará su mercancía y andará por las calles, como un adulto.
Esta niña al igual que miles de niños merecen salir adelante, merecen una oportunidad, muchos sabemos que los niños tienen que saber el valor del trabajo, que nada en este mundo es gratis, sin embargo, ¿hay una edad para enfrentarse a ese mundo?, muchos dirán, NO DEBERÍA DE TRABAJAR, PERO SI ELLA DEJA DE TRABAJAR, DEJA DE COMER, ASÍ DE SIMPLE. ¿Justo ahí el dilema, comer o estudiar? ¿Descansar o salir adelante? En esta página hemos dado el primer paso, estamos apoyando la educación de los hijos de los campesinos que abandonaron sus estudios, ¿quieres saber como lo hacemos? Entra a https://ciudadanosunidos.mx/proyecto-de-preparatoria-abier…/