Esta es la historia de un pueblo que hizo renunciar a su presidente. “si se puede”

Después del que el nombre del primer ministro de Islandia estuviese en el mayor escándalo de corrupción en el mundo, los “Panamá Papers”, se anunció la suspensión de sus funciones mientras el “mal entendido” se arreglaba, bastaron unas horas para que todo el pueblo de Islandia rodeara su oficina en una protesta masiva y gritaran en las calles “RENUNCIA YA”, este suceso es histórico, ya que jamás se habían reunido tantas personas en un solo lugar de Islandia, “el solo se había retirado del cargo temporalmente”, sin embargo su pueblo lo obligó a renunciar en el momento, y este RENUNCIÓ.

¿Por qué en México no hacemos esto? ¿Qué necesitamos hacer para que se larguen? ¿Es que somos Conformistas o peleles? Nos quejamos pero somos flojos y pacientes, se burlan en nuestra cara, nos roban y se sienten dignos.

Necesitamos crear leyes que nos permitan castigar a un político cuando defraude, robe o traicione a una nación entera, “el presidente no debe estar exento”, desde el más mediocre de los políticos hasta el pez más gordo, deben estar bajo nuestro mando, el mando del pueblo, que no se nos olvide, nosotros lo pusimos ahí, nosotros le pagamos, y nosotros podemos hacer que se largue, somos la mayoría.