No nos hagamos tontos, los dueños del país no son los empresarios, son los políticos y los lideres sindicales.

En el mundo existen tres tipos de familias reales, las de los Reyes y Príncipes europeos y las de los políticos y los lideres sindicales.

En mexico no tenemos  reyes ni principes pero tenemos sindicatos y políticos que básicamente viven igual. Esta vez toca hablar sobre aquellos que son capaces de detener al país con una sola mano, porque su poder es infinito.

Segun distintas revistas en México hay 5 personas que pueden detener al país, todos ellos son lideres sindicales entre ellos podemos encontrar a;

1. Romero Deschamps lider del sindicato petrolero.

2. Napoleón Gómez Urrutia ex lider del sindicato de mineros

3. Elba Esther Gordillo ex lider del sindicato de maestros

4. Valdemar Gutiérrez lider del sindicato de trabajadores del seguro social

5. Joaquin Gamboa Pascoe lider de la Confederación de trabajafores de México (falleció hace un año)

Todoa ellos han durado en el cargo de entre 10 a 30 años y se siguen reeligiendo hasta que los encarcelan como Elba Esther o se mueren como Gamboa pascoe.

Tambien tienen en común la opacidad en el manejo de recursos, desvios de dinero, todos son millonarios, poseen yates, mansiones, relojes de lujo, aviones, autos deportivos, y cuantas multimillonarias en paraisos fiscales como Gamboa Pascoe.

Por supuesto todos tienen familias millonarias, por ejemplo al hijo de romero deschamps lo han captado en fancia menejando autos de super lujo “ferrari”, de otros con departamentos multimillonarios o relojes con diamantes, en pocas palabras viviendo una vida de sueño.

Claro son intocables, cada uno de ellos puede paralizar al país con una mano, para muestra lo que sucedió con Elba Esther, lanzó a todos los maestros a las calles y provocó una guerra entre el Magisterio y el gobierno que hasta nuestros días no ha parado.

Enemigos o aliados?

Muchos se preguntan, por qué si la fortuna de estos señores no tiene explicación no están en la cárcel?

Simple, los políticos les temen, ademas de que ellos representan miles de votos seguros, por esta razón son un enemigo al que hay que comprar.

Lo cierto es; los sindicatos seguiran siendo fabricas de magnates porque estos aseguran a la clase politica que cualquier estupidez en contra de los trabajadores por mas inhumana que sea no es imposible, solo tiene un precio mas alto.

Compartelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •