En la cámara de senadores se discute la sustitución del candidato por la coalición Frente Por México.

Aunque por el momento la PRG no ha inculpado directamente a Anaya,  su partido esta preparando el plan B ante las acusaciones de lavado de dinero que han desgastado su candidatura en gran medida. Su posible sucesor sería Santiago Creel  quien también fuera pre-candidato para la presidencia en el 2012, Miguel Ángel Mancera (quien fue su competencia directa) quedaría fuera de la jugada ya que debió abandonar su cargo desde seis meses antes de la elección, “sigue participando”.

Esto solo nos viene a confirmar algo, los candidatos presidenciales son desechables, lo que importan son los intereses del partido, debería abandonarlo su partido como lo hizo con Josefina Vásquez Mota?, o deberían permanecer en el barco aunque se hunda? más que eso, continua siendo su partido una opción viable para la ciudadanía?, aquellos que confiaban en las coaliciones partidistas para solucionar sus problemas hoy les decimos, “tendrán que esperar otros seis años”, o por que no resolverlas ustedes mismos?.

 

Compartelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •